lunes, 15 de junio de 2015

Requisitos para ser una persona normal

El otro día fui a ver una peli de esas "indi" (que no quiere decir étnicas ni de los nativos americanos sinó independiente). Llamada Requisitos para ser una persona normal.

Tan indi era que en el cine la pasaban con subtitulos en ingles. Teniendo en cuenta que el cine está en Barcelona, me pareció de lo más modelno. Era como si al entrar en el cine me hubieran teletransporado al estrangero. Una pura delicia por solo unos eurikis.





Yo, normal, lo que se dice normal, jamas me he sentido. Pero por lo visto eso es ..... normal. A diferencia de la protagonista cumplo algunos de los requisitos de su lista por lo que me siento más cerca del pelirrojo-hispter-gordo-gafotas-gallego-robaescenas que hace de pareja argumental.

Socorrido -y mucho- es eso de la vergüenza que se pasa entrando en la sección de autoayuda (en Sexo en NY lo arreglaban con Amazon, yo haria lo mismo).

Los planes de régimen (en plan naif, dictadura de la zanahoria y a-correr-aunque-la-grasa-en-sangre-te mate) me hicieron reir de lo lindo. Adelagazar no tiene nada de divertido. Sudas, pasas hambre, ansiedad, y cuarenta mil tentaciones.


En el fondo, la historia es un dramón. Todos estan perjudicados de una u otra manera pero se empeñan -con buena voluntad y agarrandose a un optimismo positivo casi de frenopático- en ver la parte positiva, en creer en el género humano y empeñarse en ser felices por más que las cartas que les ha dado la vida no sean buenas.

Yo no quiero ser normal, soy una pesimista de tomo y lomo, pero.... algo de frenopática voluntad a agarrarme a la vida me obliga a buscar esa "felicidad" de estar por casa. La de las pequeñas cosas como mirar el cielo por la ventana.

Por eso me todo un te-infusión maravillosa mientras miro a mi churrumbel, escribo un poco en el blog y me planteo no hacer lista pues "pa' que amargarse la vida con toooodo lo que me falta". Y me alegro que la ropa parece que se hace grande (yo no me siento más delgada), y que ya llevo 4 semanas por el buen camino.

Todo ello por cero calorias. Ole YO !

No hay comentarios:

Publicar un comentario